Perros y oxitocina: cómo nuestros perros mejoran nuestra salud

Desde que me leí «Encuentra tu persona vitamina» de Marian Estapé que me interesé mucho en encontrar información sobre la relación entre perros y oxitocina.

La oxitocina es una hormona que se produce naturalmente en el cuerpo y se ha demostrado que tiene varios beneficios para la salud.

En un estudio realizado por el Departamento de Antropología de la Universidad Azabu en Japón, se midieron los niveles de oxitocina en la orina de los adoptantes de perros antes y después de interactuar con sus perros.

Los resultados mostraron un aumento significativo en los niveles de oxitocina después de la interacción con los perros.

Este hallazgo sugiere que la interacción con los perros puede tener un efecto positivo en el bienestar emocional de los adoptantes, promoviendo la liberación de oxitocina y reduciendo el estrés y la ansiedad.

Además, se ha demostrado que la oxitocina aumenta el vínculo emocional entre los adoptantes y sus perros, lo que puede mejorar la calidad de vida de ambos.

Es importante destacar que no todas las interacciones con los perros son necesariamente positivas, por lo que el aumento de oxitocina puede depender de la naturaleza de la interacción y la relación entre el adoptante y su perro.

Qué es la oxitocina

Como he comentado anteriormente, la oxitocina es una hormona producida por el hipotálamo, una glándula en el cerebro.

Se almacena y se libera por la glándula pituitaria posterior, una estructura ubicada en la base del cerebro.

La oxitocina es conocida por su papel en la regulación del parto y la lactancia en las mujeres, pero también tiene otros efectos en el cuerpo y en el comportamiento.

Además de su papel en el parto y la lactancia, la oxitocina está involucrada en la regulación de las emociones y el comportamiento social.

perros y oxitocina

Se ha demostrado que la oxitocina está relacionada con la formación de vínculos sociales y emocionales, la confianza y la empatía, la reducción del estrés y la ansiedad, y la promoción de comportamientos altruistas y prosociales.

La oxitocina también tiene efectos fisiológicos, como la reducción de la inflamación y la regulación de la presión arterial.

La liberación de oxitocina en el cuerpo puede ser estimulada por ciertos estímulos, como el contacto físico, la comunicación vocal y la actividad física compartida, lo que puede promover la salud y el bienestar emocional y físico de las personas y los animales.

Beneficios de la oxitocina

  1. Mejora la salud mental: La oxitocina está relacionada con la reducción del estrés y la ansiedad, y puede mejorar el estado de ánimo y la autoestima. Además, puede mejorar la capacidad para establecer relaciones sociales saludables y mejorar la empatía y la confianza.
  2. Promueve la curación: La oxitocina puede promover la curación de las heridas al aumentar el flujo sanguíneo y reducir la inflamación. También puede reducir el dolor asociado con lesiones y enfermedades.
  3. Fortalece el sistema inmunológico: Se ha demostrado que la oxitocina tiene un efecto positivo en el sistema inmunológico, aumentando la producción de células inmunitarias y la resistencia a las infecciones.
  4. Regula la presión arterial: La oxitocina puede ayudar a reducir la presión arterial en personas con hipertensión, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  5. Beneficios durante el parto y la lactancia: La oxitocina es esencial durante el parto, ya que ayuda a la contracción del útero y el nacimiento del bebé. También estimula la producción de leche durante la lactancia y promueve el vínculo entre la madre y el bebé.

En general, la oxitocina es una hormona muy importante para la salud y el bienestar emocional y físico de las personas, pero también de nuestros perros.

Perros y oxitocina

Una vez conocidos los excelentes beneficios de la oxitocina, ¿sabías que nuestros perros también segregan oxitocina cuando interactúan con nosotros?

La oxitocina también juega un papel importante en la salud y el bienestar emocional de los perros.

Se ha demostrado que la oxitocina se libera en los perros durante interacciones sociales positivas, como el contacto físico (como acariciar o abrazar), la comunicación vocal (como hablarle en un tono suave y cariñoso) y la actividad física compartida (como caminar o correr juntos).

La liberación de oxitocina en los perros puede promover el vínculo emocional con sus adoptantes y otros perros, reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y la confianza, y fortalecer el sistema inmunológico.

Además, se ha demostrado que la administración de oxitocina puede mejorar el comportamiento social y emocional de los perros con problemas de comportamiento, como la ansiedad por separación y la agresión.

La mejor manera de aumentar la liberación de oxitocina en los perros es a través de interacciones sociales positivas y el amor y cuidado diario.

Cuando un perro y su adoptante se miran a los ojos, consiguen una descarga de oxitocina que refuerza el vínculo afectivo entre ambos.

perros y oxitocina

¿No te parece increíble? Y es algo que ha ido sucediendo a lo largo de los años gracias a la domesticación del perro, puesto que los lobos, por ejemplo, sometiéndose a las mismas pruebas no han conseguido esa descarga de oxitocina con los humanos.

El vínculo entre perros y humanos se basa en el mismo circuito neural que refuerza la relación entre madres e hijos durante la lactancia.

¿Y los gatos?

Pues los gatos, como animales de compañía que también son, también fueron sometidos a este estudio pero con resultados muy diferentes.

Mientras que los perros mostraron que tienen un incremento de la oxitocina del 57,2%, los gatos no generan más que un 12%, por lo que la diferencia es más que evidente.

Conclusión

No hay duda de que un perro nos mejora la salud y por tanto nuestra calidad de vida, eso sí, siempre que con él tengamos una relación estrecha diaria y un vínculo estrecho como el que tenemos Uma y yo.

Si se ha demostrado que la oxitocina aumenta la confianza, la empatía, la generosidad y la cooperación en las interacciones sociales, lo que puede mejorar la conexión emocional entre las personas, encima, tener esa relación estrecha con nuestro perro, nos hace también buenas personas.

¿No es maravilloso? Por algo a la oxitocina se le conoce como la hormona del amor.


source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *