Comederos para perros: ¿sabes cuál necesita tu perro?

Existen infinidad de comederos para perros. varían en función de tamaño, del material del que están hechos, de su funcionalidad, de su diseño…

Cada adoptante es un mundo: uno mira por comederos para perros baratos, otro que sea muy bonito…

Pero, ¿realmente sabes qué comedero es el que necesita tu perro?

¿Sabías que ahora mismo podrías estar equivocándote con la elección del comedero?

Voy a explicarte por qué, quizás, te hayas equivocado al elegir ese comedero que está utilizando tu perro a día de hoy.

Por qué es tan importante elegir el comedero perfecto

Elegir el comedero perfecto para tu perro es importante porque puede afectar la salud y el bienestar de tu mascota.

¿Te has parado a pensar alguna vez en las razones por las cuales es importante elegir un comedero de buena calidad?

  1. Higiene: los comederos de baja calidad pueden acumular bacterias, hongos y otros microorganismos que pueden enfermar a tu perro. Además, algunos materiales como el plástico pueden ser más propensos a rasguños y mordeduras, lo que puede hacer que se acumulen bacterias en las grietas y fisuras.
  2. Durabilidad: un comedero de baja calidad puede romperse fácilmente, lo que puede ser peligroso para tu perro. Si el comedero se rompe, tu perro podría cortarse o tragar fragmentos del material, lo que podría causarle daño.
  3. Seguridad: algunos materiales pueden liberar sustancias tóxicas en la comida de tu perro, especialmente si el comedero está expuesto a altas temperaturas o a la luz solar. Además, algunos perros pueden ser alérgicos a ciertos materiales, lo que puede causar problemas de piel o digestivos.
  4. Confort: algunos comederos pueden ser incómodos para tu perro, especialmente si tienen bordes afilados o son demasiado pequeños o grandes para su tamaño. Un comedero adecuado debe ser lo suficientemente grande para permitir que tu perro coma cómodamente y debe estar a una altura que no requiera que tu perro tenga que agacharse o estirarse para comer.

En resumen, elegir un comedero de buena calidad para tu perro es importante para garantizar su salud, seguridad y comodidad mientras come.

Asegúrate de elegir un comedero que sea fácil de limpiar, duradero, seguro y cómodo para tu mascota.

Comederos para perros según el material

Los comederos para perros también pueden clasificarse según el material con el que están fabricados.

No es broma: su salud va a depender del material del que estén fabricados.

Comederos para perros de plástico

Los comederos de plástico son económicos, ligeros y fáciles de limpiar.

Sin embargo, algunos perros, sobre todo los cachorros, pueden morder o raspar el plástico, lo que puede hacer que se dañe o que se acumulen bacterias.

Incluso, puede peligrar la boca y dientes del animal, puesto que puede lesionarse con plásticos afilados.

comederos para perros

Además, algunos plásticos pueden contener productos químicos dañinos como el bisfenol A (BPA) que se liberan al estar en contacto con el alimento y pueden ser perjudiciales para la salud de tu perro.

Comederos de acero inoxidable

Los comederos de acero inoxidable son duraderos, resistentes y fáciles de limpiar.

No se oxidan ni se corroen, lo que los hace ideales para perros que tienden a morder o raspar sus comederos.

Además, son antialérgicos y no liberan sustancias tóxicas.

Comederos de cerámica

Los comederos de cerámica son decorativos y vienen en diferentes diseños y colores. También son pesados, lo que los hace más difíciles de mover o volcar.

Sin embargo, pueden ser delicados y romperse si se caen o se golpean.

Comederos de vidrio

Los comederos de vidrio son resistentes, duraderos y fáciles de limpiar.

Sin embargo, pueden ser pesados y pueden romperse si se caen o se golpean.

Comederos de madera

Los comederos de madera son elegantes y pueden ser personalizados con el nombre de tu perro.

Sin embargo, pueden ser más difíciles de limpiar y pueden acumular bacterias y olores con el tiempo.

En general, es importante elegir un comedero que sea fácil de limpiar y que no contenga productos químicos dañinos para la salud de tu perro.

Además, es importante asegurarse de que el comedero sea lo suficientemente resistente para soportar el peso y las acciones de tu perro.

¿Nuestra recomendación? Sin duda alguna, los comederos para perros de acero inoxidable. No serán los más bonitos, pero sin duda, son los más higiénicos y seguros.

Comederos según las necesidades de tu perro

¿Te creías que todos los comederos eran iguales? No puede haber comederos iguales, si no hay dos perros iguales.

Por eso, es importante conocer qué necesidades tiene tu perro para saber qué comedero necesita.

Comederos comunes

Son lo que utilizan el 90% de los adoptantes. El típico comedero que se deja en el suelo, independientemente del material del que esté hecho.

Pero, ¿sabías que hay un grandísimo número de perros a quienes no les va nada bien este tipo de cuencos?

Sigue leyendo y entenderás por qué.

Comederos para perros altos o elevados

Los comederos elevados son adecuados para perros de razas grandes o gigantes que tienen problemas de articulaciones o cuello.

Pero ojo, que también pueden ser útiles para perros que tienen dificultades para agacharse o estirarse para comer.

Los comederos elevados permiten que el perro coma a una altura cómoda y reducen la tensión en las articulaciones y el cuello.

comederos para perros
Este comedero está disponible en Amazon

Hay veterinarios que incluso defienden que todos los comederos deberían ser elevados puesto que, de lo contrario, estamos ayudando a desarrollar problemas digestivos o incluso artrosis prematura en nuestros perros.

Y, en razas grandes, aún esto es más importante, porque incluso un comedero elevado podría evitar la torsión gástrica, mortal en el 60% de los casos.

Así que lo ideal sería que los perros pudieran comer y beber en un comedero elevado que esté a la altura algo por debajo de sus hombros.

Esa sería la posición más natural y más sana para ellos para comer.

Comederos automáticos

Los comederos automáticos son ideales para perros que comen varias veces al día o para aquellos que tienen problemas de peso y necesitan controlar su ingesta de alimentos.

Los comederos automáticos permiten que el alimento se administre en horarios programados, lo que evita que el perro coma en exceso.

Si tu perro tiene sobrepeso, obesidad o es un perro con digestiones sensibles que necesite al menos 3 comidas al día, sin duda, el comedero automático es tu opción.

Comederos antivoracidad

Los comederos antivoracidad o para comer con lentitud son adecuados para perros que comen demasiado rápido.

Los comederos con lentitud están diseñados para hacer que el perro coma más lentamente al obligarlo a trabajar para obtener su comida.

Esto ayuda a prevenir problemas digestivos y de peso y también evita que el perro se atragante o vomite.

Comederos antideslizantes

Los comederos antideslizantes son adecuados para perros que tienden a mover su comedero mientras comen.

Los comederos antideslizantes tienen una base antideslizante que evita que el comedero se desplace mientras el perro come.

Hay muchísimos perros que empiezan a comer en la cocina, y a base de lametones acaban en el salón.

Comederos para perros braquicefálicos

Los perros braquicefálicos, como los bulldogs y los pugs, tienen una forma de cráneo achatada que puede dificultar la alimentación.

Los comederos para perros braquicefálicos están diseñados para acomodar la forma de la cabeza del perro y hacer que la alimentación sea más cómoda y segura.

En resumen, elegir el comedero adecuado para tu perro puede ayudar a garantizar una alimentación segura, cómoda y saludable.

Así que asegúrate de elegir un comedero que se adapte a las necesidades específicas de tu perro y que lo ayude a comer de manera segura y saludable.

Nuestra elección de comedero

Hasta que no me informé bien, no supe realmente qué comedero necesitaba Uma, pero ahora lo tengo clarísimo.

¡Qué mal lo estaba haciendo!

Desde siempre le tenía unos cuencos de cerámica de diseño, súper bonitos, y muy estrechos y bajos, la mar de incómodos.

Ahora, mi elección no es tan bonita pero se adapta perfectamente a sus necesidades:

  • De acero inoxidable: sin duda es el más seguro en todos los sentidos. Higiénicamente, es el más fácil de limpiar y el que menos bacterias desarrolla, y sanitariamente, porque es irrompible. Hasta el perro más bruto no podría romper un comedero de acero inoxidable.
  • Elevado: si hubiera sido consciente de lo incómodo que era para Uma agacharse de esa manera para comer… Ya tengo encargado un comedero elevado que quede a la altura de sus hombros para que no tenga que estirar tanto el cuello para comer, con todo lo que eso conlleva, y más aún, ahora que está a punto de cumplir 9 años y que sus articulaciones ya no son lo que eran.

¿Te imaginabas que tuvieras que tener en cuenta tantas cosas para el comedero de tu perro?


source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *